Los 5 defectos más habituales en el vino

5 defectos más habituales en el vino

Los fallos a la hora su elaboración hacen que el vino se nos presente a veces con graves defectos que afectan de forma irreversible a su sabor, olor, vista… haciendo imposible su degustación y disfrute.

El vino puede presentar una enorme cantidad de defectos, tantos como dificultades a las que se enfrenta desde que la uva es recogida y comienza su elaboración propiamente dicha. Es un camino largo y complicado, sujeto a cambios y con variables a veces difíciles de predecir, que pueden tirar a la basura meses e incluso años de arduo trabajo.

En el siguiente artículo vamos a enumerar y a explicar cuáles son los 6 defectos más habituales en el vino.

Los 5 defectos más habituales en el vino

  • Vino oxidado

Se trata de un defecto producido por un exceso de exposición del vino al óxigeno. Ésto hace que el vino adopte unos tonos marrones, pierda sus tonos frutales en nariz y que en boca pierda acidez y frescor en favor del amargor y de sabores más tostados o quemados.

  • Vino picado

En este caso estamos ante un defecto causado por la bacteria aerobea micoderma aceti o acetobacter. Esta bacteria se desarrolla en la superficie del vino creando una película de color blanco que va volviéndose rosada hasta que se disuelve en éste. Es entonces cuando más le afecta, ya que le resta alcohol y le otorga acidez volátil, haciendo que el sabor y el olor del vino sean irrecuperables.

  • Vino con exceso de sulfuroso

Para evitar la oxidación (el primer defecto del vino del que hemos hablado) se usa comúnmente el sulfuroso o dióxido de azufre. Sin embargo, si la cantidades usadas son demasiado altas podemos, el vino olerá a fósforo quemado o a naftalina, mientras que en boca predominara el amargor excesivo con sequedad y picor en la lengua.

  • Vino con defecto en el corcho

Es un defecto que suele afectar a los vinos con poca graduación alcohólica. Se suele decir que el vino huele a corcho, pero en realidad el olor que desprende es de moho. La razón de ello es que, debido a errores en la elaboración de vinos de poca graduación, en las fisuras del corcho se alojan bacterias y hongos que lo impregnan de malos olores.

  • Vino con acidez volátil

La temperaturas altas, la falta de sulfuroso, las bajas concentraciones de alcohol o la excesiva presencia de oxígeno pueden provocar que el vino sea atacado por la bacteria acetobacter, lo que provocará que el vino tenga olor y sabor agrio, avinagrado y sin intensidad.

 

Y hasta aquí este artículo en el que hemos analizado los 5 defectos más habituales en el vino.

Existen muchos más, lo que demuestra lo difícil y complicada que es la elaboración de un buen vino, algo que debería hacernos apreciar más el trabajo de enólogos y viticultores.

 

5 defectos más habituales en el vino

Please follow and like us:
error

Related post

Leave a Comment

Your email address will not be published.

*